miércoles, 27 de mayo de 2009

Medusa

Inauguré hace meses una sección dedicada a animales y extraños seres mitológicos, en la que he ido escribiendo algunos posts sueltos. Hoy desearía dedicar un artículo a Medusa -y, por extensión, a las Gorgonas-, un personaje mitológico al que casi todo el mundo, iniciado o no en el mundo de las clásicas, conoce, aunque no tenga conocimiento del nombre o la leyenda que se le atribuye.

Medusa es un personaje clave dentro del mito de Perseo, acerca del cual escribí hace tiempo una entrada (pueden consultarla aquí). El nacimiento de Medusa -de las tres Gorgonas, pues- se vincula con los orígenes de lo existente, tras el Caos primigenio. Se vincula, por un lado, con Forcis (según Hesíodo, uno de los hijos de Ponto y Gea) y Ceto (monstruo que habitaba las profundidas marinas), pero más a menudo con Tifón (otro monstruoso ser) y Equidna (ninfa vinculada con Ceto, con toque monstruoso incluido). Con semejantes progenitores, a nadie le extraña que las Gorgonas fuesen seres mitológicos de apariencia monstruosa y comportamiento lo bastante terrible para ser temidas.


La imagen de las Gorgonas permanece desde su origen en el imaginario colectivo. Generalmente se las describe como monstruos femeninos con serpientes en lugar de cabellos, ojos brillantes y poco humanos, y rostro por lo demás terrible. Una tradición anterior, de la que Píndaro se hace eco, habla de que una de las Gorgonas, Medusa, era originalmente hermosa, pero que tras la violación sufrida por el dios marino, adoptó esta horrible apariencia (prestando especial atención al la curiosa cabellera). De Medusa se decía, además, que su mirada era capaz de convertir en piedra a los hombres que osasen contemplar su faz.

Fue el héroe Perseo quien, con ayuda de una serie de objetos y consejos proporcionados por la sabia Atena, consiguió enfrentarse a Medusa, acabando con su vida y con la de sus hermanas. Aún tras la muerte del ser, los ojos de Medusa continuaban conservando su terrible poder.

Como comentaba anteriormente, la figura de Medusa ha permanecido en la memoria, y se ha reflejado en campos tan distintos como el arte (llegando incluso a aparecer en obras de Salvador Dalí) o el psicoanálisis (Freud escribió un artículo cuyo título le hacía referencia).

(I) Medusa en un cuadro de Caravaggio.

3 comentarios:

El Signo de La Espada dijo...

Saludos. Me encanta la historia de Perseo. Algo que me inquieta un poco es ¿por qué mató a la Medusa con una hoz, pero a Ceto lo mató con una espada?

Me ha dado un enorme gusto dar con tus blogs, son geniales. Felicidades y saludos

Joyce dijo...

Hola!! Tu blog me ha salvado de la ignorancia varias veces!!!

Felicidades lo que haces es fantástico.

Sí te pasas por Declamador Universal encontraras unos regalos para ti.

Saludos!!

Pai dijo...

Hola,fantastico blog.me ha encantado. soy un apasionado de la religión gregolatina (lo de mitologia no me gusta demasiado, es como quitarle la carga religiosa)

saludos.