martes, 28 de abril de 2009

Fábula de Polifemo y Galatea

Me gustaría compartir con ustedes un fragmento este poema del autor español Luis de Góngora. Se trata de la leyenda en la que Polifemo, horrendo cíclope, se enamora de Galatea, una nereida. Lo cierto es que es un texto interesante desde el punto de vista lingüístico y literario -Siglo de Oro en España-, del que refiero sólo unos versos, por ser demasiado largo. De todos modos, la versión íntegra puede encontrarse fácilmente en Internet.

"¡Oh bella Galatea, más suave
que los claveles que tronchó la aurora;
blanca más que las plumas de aquel ave
que dulce muere y en las aguas mora;
igual en pompa al pájaro que, grave,
su manto azul de tantos ojos dora
cuántas el celestial zafiro estrellas!
¡Oh tú, que en dos incluyes las más bellas!

Deja las ondas, deja el rubio coro
se las hijas de Tetis, y el mar vea,
cuando niega la luz un carro de oro,
que en dos la restituye Galatea.
Pisa la arena, que en la arena adoro
cuantas el blanco pie conchas platea,
cuyo bello contacto puede hacerlas,
sin concebir rocío, parir perlas.

Sorda hija del mar, cuyas orejas
a mis gemidos son rocas al viento:
o dormida te hurten a mis quejas
purpúreos troncos de corales ciento,
o al disonante número de almejas
¿Marino, si agradable no, instrumento?,
coros tejiendo estés, escucha un día
mi voz, por dulce, cuando no por mía.

Pastor soy, mas tan rico de ganados,
que los valles impido más vacíos,
los cerros desparezco levantados
y los caudales seco de los ríos;
no los que, de sus ubres desatados,
o derivados de los ojos míos,
leche corren y lágrimas; que iguales
en número a mis bienes son mis males.

Sudando néctar, lambicando olores,
senos que ignora aun la golosa cabra
corchos me guardan, más que abeja flores
liba inquieta, ingeniosa labra;
troncos me ofrecen árboles mayores,
cuyos enjambres, o el abril los abra,
o los desate el mayo, ámbar destellan,
y en ruecas de oro rayos del Sol hilan".


(I) Galatea en una pintura al fresco.

3 comentarios:

Madame Minuet dijo...

Hermosa y poetica aportacion la de hoy. La hemos disfrutado plenamente.

Un saludo

El llano Galvín dijo...

Qué bien que escribía Góngora, es de una cultura apabullante. Hay algunas pinturas pompeyanas que reflejan este mito y son bastante bonitas, incluso una erótica en "Eros en Pompeya".
Un beso!!

M@riel dijo...

Hola, Madame:
Muchísimas gracias por la visita. Un saludo.

Hola, El llano Galvín:
Góngora es impresionante. Me informaré acerca de esas referencias a "Eros en Roma". Besos.