jueves, 9 de octubre de 2008

La canción griega (Luis Barros)

Soy consciente de que la mayor parte de mis lectores siente un cierto placer con los temas relativos al mundo clásico, por lo que hoy me he decidido a colgar esta canción que escuché por primera vez hace unos meses y que me hizo sonreír.

Me parecía inadecuado colocarla en Hijos de Marte por haberlo consagrado -sin augurios, sacrificios o presencia de los sacerdotes de alguna divinidad, los dioses me perdonen- al Imperio Romano. Como indico en el título de este artículo, la presente canción se refiere a la civilización griega y, más concretamente, a todos esos grandes nombres que han llenado ensayos y estudios de todo tipo y que aún hoy, y esperemos que por mucho tiempo, permanecen vivos en nuestra memoria individual y colectiva. Desde grandes poetas -como Hesíodo y sus hermosos versos- hasta filósofos de renombre -como Sócrates o Parménides-. Y es que, aunque se trate de una bitácora dedicada a los dioses clásicos, ¿no son estos preclaros individuos verdaderas "divinidades", al menos en la disciplina a la que se dedicaron?

Al margen de que la letra de la canción no nos cuente una historia ni se halle claramente cohesionada, en las palabras de Luis Barros subyace como simple y gran pilar la cultura griega en todos sus referentes. Cada uno de los nombres enunciados viene acompañado de una pequeña frase, siempre tratando de conservar la rima y la musicalidad de todo el conjunto. Las palabras que siguen a cada personaje suscitan en muchas ocasiones la sonrisa y, en un gran número de casos, invitan a la reflexión y al recuerdo de la vida y obra de los grandes hombres (y de la gran mujer, Safo) que se mencionan a lo largo de los versos. Entre las pocas conclusiones nuevas a extraer, hallamos una bien importante: a Luis Barros, compositor y cantante, no le falta sentido del humor.




Como ya he anunciado anteriormente, en días posteriores proseguiré con la serie de artículos dedicados a la Guerra de Troya y todo lo relacionado con ella, ciclo iniciado con Casandra, pero no continuado todavía.

7 comentarios:

Álvaro P. Vilariño dijo...

Boísimo o vídeo, e moi certera a presentación que fas del.
Á marxe do acertado ou non da letra, a sonoridade dos nomes gregos e a gracia do intérprete e incuestionable.
Noraboa polo blog!
Dende onde nos escribes?

M@riel dijo...

Moitas gracias pola túa visita, álavaro, e alégrome de que o pasaras ben co vídeo (a verdade é que resulta complicado non sorrir). Un saúdo.
En resposta á túa pregunta, escribo dende A Coruña.

chica10 dijo...

Me ha hecho mucha gracia la canción, me encanta el sentido del humor de Luis Barros, y la actualización que hace de los personajes y de los temas.Soy una persona afortunada, te tengo en clase como alumna, y soy tu alumna en la blogosfera.Me siento muy bien y muy cómoda.
Besitos
pilar

M@riel dijo...

Hola, Pilar:
Del mismo modo, yo también he de sentirme afortunada por tenerte como profesora; estoy segura de que vas a enseñarme muchas cosas nuevas de indudable provecho. Me alegro de que el vídeo te haya resultado gracioso; si es que las clásicas en clave un tanto cómica, siempre y cuando guste y se conozca y entienda el tema, son sumamente divertidas.
Recibe un fuerte abrazo.

Fujur dijo...

Saludos! He sabido de ti gracias a un comentario en el Llano Galvín (gran blog donde los haya) y la verdad es que me ha sorprendido que coincidamos en tantas de nuestras pasiones. Genial!

Tu blog me ha sorprendido! me ha gustado muy sinceramente! Espero poder seguirlo en lo sucesivo!

un abrazo!

Isabel Romana dijo...

Encantadora canción y fascinantes las imágenes. Grecia está por encima de todo. Besitos.

M@riel dijo...

Hola, Fujur:
Celebro que te haya gustado el blog; yo he descubierto ahora mismo el tuyo y debo darte la enhorabuena. Todo un placer tenerte como lector. Un saludo.

Hola, Isabel:
Si algo me apasiona tanto como Roma, desde luego es la maravillosa Grecia Antigua. ¡Tenemos tanto que aprender de los clásicos! Besos también para ti.