sábado, 13 de septiembre de 2008

Leda

El rey de Laconia (en Esparta), Tindáreo, estaba casado con una hermosa mujer: Leda, hija de Testio, descendiente según algunas leyendas del propio dios Ares. La joven paseaba de cuando en cuando por las orillas del río Eurotas, no tardando en ser descubierta por el divino Zeus que, al contemplarla, se enamoró de ella.


Como resultaba ya habitual, el rey del Olimpo no se presentó ante la muchacha en toda su gloria de padre de los dioses inmortales, sino que se transformó en un precioso cisne, apresurándose luego a seducirla. Leda se unió a él y quedó encinta. Y es aquí donde aparecen varias versiones.

En la más conocida, tras el encuentro Leda puso dos huevos, de los cuales nacieron tanto hijos de Zeus como vástagos de su esposo Tindáreo: Helena, Clitemnestra, Cástor y Pólux. Algunas leyendas cuentan que los huevos procedían en realidad de Némesis, violada por Zeus (en esta narración Némesis huye del padre de los dioses metamorfoseándose una y otra vez, mientras que Zeus ejecuta la misma táctica para perseguirla), siendo colocados junto a los muslos de la joven reina para que pareciesen descendientes de ésta. También existe una versión según la cual Leda encontró el huevo procedente de la unión de Némesis y Zeus, quedándose finalmente con él.

De un modo u otro, los descendientes de la joven Leda se convirtieron en protagonistas de varias importantes leyendas, como veremos a continuación.

(1) Leda y Zeus metamorfoseado en cisne en un cuadro de Gustave Moreau.
(2) Leda abrazada por Zeus convertido en cisne, con sus cuatro hijos a su derecha, en medio de las cáscaras de los huevos.

5 comentarios:

brujo don carlos dijo...

Yo diría que el tema mitológico de Leda y el cisne es uno de los más representados en el arte. Particularmente me encanta la versión de Correggio.

Saludos

M@riel dijo...

Es una obra preciosa, aunque yo le tengo especial cariño a la obra de da Vinci. Gracias por tu visita; recibe un cordial saludo.

Francesc Sánchez (Cicero) dijo...

Cuanto aprendo desde que he descubierto este blog. Reconozco que la mitología nunca ha sido mi fuerte y te agradezco el esfuerzo que realizas para que neófitos como yo vayan adquiriendo poco a poco un poco más de cultura. Reconozco que en la vida aparte de Roma hay otras cosas.

M@riel dijo...

La mitología me fascina, Cicero, desde hace ya años. Creo que lo primero que vi o leí acerca de ella fue un libro que trataba de explicar las leyendas a los niños pequeños. ¡Y desde entonces hasta ahora! Aunque hay algunas narraciones que me gustan más que otras -supongo que como en todo-, todo lo que huela a divinidad o a héroe me resulta interesante. Me alegro de que mis artículos te sean de utilidad y te agradezco la visita. Un saludo cordial.

vinolalagrimatinta dijo...

Un tema que pica y se extiende, desde el arte (en todas sus expresiones) y la literatura. Te dejo un blog interesante sobre el tema, la chica en cuestión se ha dedidcado a extaerle toda la savia al conocido (y a veces no) unión de Leda con su cisne. Espero que lo disfrute como yo lo hago con cada entrada: http://ledayelcisne.blogspot.com/