miércoles, 11 de junio de 2008

Las primeras divinidades

Mencionado ya el concepto del Caos primigenio, procederé a introducir al lector en los primeros dioses, que proceden (son "hijos") de este Caos. Todos estos dioses se corresponden y encarnan elementos base, como la Tierra, el Mar, el Deseo, el Infierno,...

La primera descendiente de Caos es Gea, la Tierra. Se identifica como la Madre Tierra y es centro de diversos cultos; además de esto, llega a vincularse con la fundación del oráculo de Delfos.
Esta diosa origina, sin que en ello intervenga varón alguno, a dos nuevos dioses: Urano (el Cielo) y Ponto (el Mar).

Urano y su madre se unen y de esta unión nacerán múltiples y muy relevantes personajes. Hay que destacar que Urano es el soberano, el gobernante de todo lo existente, como luego lo serán Cronos (Saturno) y Zeus (Júpiter), su hijo y su nieto, respectivamente. La unión entre el Cielo y la Tierra no aparece tan solo en esta cosmología, sino que es origen en otras muchas.

Entre los hijos de del Cielo y la Tierra destacan los diferentes titanes, siguiente generación. Además, tres monstruos: los Cíclopes (Arges, Brontes y Estérope). A causa de su rebelión contra su padre, Urano, son condenados al Tártaro. Sobre los Cíclopes existe otra leyenda, que afirma que eran pastores nómadas que vivían cerca de Nápoles (con uno de ellos, Polifemo, se encuentra Odiseo en su periplo de regreso a Ítaca). De Gea y Urano viene también la muy importante Mnemósine, de cuya unión con Zeus vienen las nueve musas.



En lo que sucede a continuación existen dos versiones acerca de las causas. La leyenda cuenta -y en este punto las dos variantes se concilian- que Cronos castra a su padre Urano con una hoz de sílex que le entrega su madre (material que recuerda a una cultura primitiva). Hecho motivado, según algunos afirman, por el deseo de venganza de la Tierra debido a que Urano enviase al Tártaro a sus hijos, los Cíclopes. Otra versión, bastante más extendida, explica que a causa del ininterrumpido amor de Urano, los hijos de Gea no pueden salir de la matriz de su madre y que Cronos, deseoso de ayudar a la Tierra, castra a su padre y lo depone finalmente, convirtiéndose en quien ostenta el poder.

Pero las cosas no quedan aquí. Los genitales de Urano caen en el Mediterráneo y, de la espuma que se origina, aparece una diosa: Afrodita (cuyo nombre viene de la palabra griega que significa "espuma"). En otras versiones, ella es hija de Zeus y, por tanto, aparecida muy posteriormente. Por otra parte, de la sangre y el semen del Cielo surgen seres tan hermosos como las ninfas, pero otros tan horrendos como los gigantes. Destacan las Erinias, las Vengadoras también llamadas furias.

De este modo, con un Cronos poderoso tras haber derrocado a su padre, damos paso al siguiente grupo de la genealogía: los titanes.

(1) Un Cíclope en un grabado barroco.

(2) La diosa Afrodita en su nacimiento en un cuadro de William Adolphe Bouguereau.

2 comentarios:

chantalmarlecfer MAMANNUNU dijo...

Blog très interessanr...Je suis française...Merci Gracias...

Alberto Gamarra dijo...

Gracias por tus comentarios en mi blog, M@riel. Excelentes tus blogs. Animo e iniciativa. Espero más comntarios tuyos..
Saludos desde http://historiaantiguaromana.blogspot.com/